2/02/2016

Las algas o verduras de mar

Algas

La base para una buena salud es comer bien, con una variedad adecuada de alimentos que complementen la dieta para que aporten el máximo de nutrientes, hacer ejercicio de forma regular, suprimir hábitos nocivos como fumar o beber en exceso y descansar de forma adecuada.

Hoy voy a hablaros de las algas, porque creo que tienen un valor nutritivo importante y es adecuado incorporarlas en la cocina, siempre vigilando que sean de buena calidad, y a ser posible de procedencia ecológica.

Las algas o verduras de mar, como se las suele llamar, son muy nutritivas, con una riqueza mucho mayor que cualquier otro vegetal. Aportan gran cantidad de minerales y vitaminas. Estimulan el metabolismo y compensan la acidosis del organismo por el aumento de la ingesta de proteínas, ya que tienen efecto alcalinizante. Son también muy depurativas, con lo que ayudan a eliminar toxinas.

Son excelentes para tomar al menos una o dos veces por semana.

La única precaución a la hora de ingerirlas son para aquellas personas que padezcan hipertiroidismo, ya que por su riqueza en yodo podría empeorar su patología, por lo que es conveniente evitarlas en estos casos.

Hay muchos tipos de algas que se utilizan para el consumo humano. Os hablaré de tres tipos que son muy utilizadas y que podemos incorporar a nuestra alimentación habitual para enriquecer nuestros platos, tanto de sabor como de nutrientes.

Las algas hay que lavarlas en agua fría antes de ponerlas a remojo. Es importante, al menos al principio poner pequeñas cantidades ya que al cocinarlas aumentan considerablemente de tamaño.

Existen una gran variedad de algas comestibles, como la Wakame, La Dulse, Agar-Agar, Kombu, Hiziki, Arame o Nori.

He elegido el alga Wakame, el alga Kombu y el alga Nori para explicarlas porque pienso que son de fácil incorporación a nuestra cocina, no ofreciendo complicaciones en su preparación. Se trata de incorporar un alimento nutritivo a nuestros guisos habituales sin que sean complicados de elaborar.

Las algas deshidratadas cuando se cocinan con abundante agua como guisos o sopas, pueden incorporarse directamente deshidratas en la cazuela, porque se hidratarán a la vez que se cocinan.


 

ALGA WAKAME:
Preparación: Remojar menos de 5 minutos, escurrir, cortar y consumir cruda o añadir a cualquier guiso o plato.

Tiene un sabor suave y una textura delicada. Es de fácil preparación y resulta deliciosa.

Rica en vitamina B, es muy beneficiosa para el sistema nervioso. Su riqueza en Yodo la hace adecuada para estimular el metabolismo, que junto con su efecto saciante y su ayuda para el tránsito intestinal, la hacen adecuada para dietas de adelgazamiento, ya que su contenido calórico también es muy reducido.

Su gran contenido en calcio hacen a las algas muy valiosas para tratar la osteoporosis, ayudando tanto a niños como a mayores y a mujeres en la edad de la menopausia.

Gran remineralizante, además de calcio y yodo, es rica en hierro y potasio.

Tiene efecto inmunoestimulante por la adecuada combinación de vitaminas y minerales antioxidantes que posee.

La preparación del alga wakame es muy sencilla, por lo que puede incluirse fácilmente en la dieta. Solo precisamos remojar el alga durante tres minutos.
Utilizar poca agua para remojarla e incluir el alga y el agua en la comida. Se puedes consumir sola, simplemente remojada, o en forma de caldo, hervida en agua durante unos minutos.

Puede añadirse a todo tipo de ensaladas.

Las sopas adquieren un sabor y una textura excelente al añadirles unas hojas de alga wakame. Cualquier receta con vegetales, legumbres o cereales acepta el sabor de este alga.

También podemos añadir el alga a la pasta de las albóndigas, croquetas o empanados; adquirirán un sabor especial y estarán enriquecidas en minerales y vitaminas.

¿Donde Adquirir estos productos?

En nuestro herbolario: Ver Mapa
Nuestra tienda en Internet: Ver Tienda Virtual


ALGA KOMBU:
Dependiendo de la procedencia del alga necesitará entre 30 minutos y 1 hora de cocción.

El alga Kombu destaca por sus propiedades remineralizantes (rica en calcio o potasio), gran contenido en Yodo (superior al de otras especies de algas) y por hacer más digestivas y menos flatulentas las legumbres. Por su riqueza en ácido glutámico, ablanda las fibras de las legumbres y reduce su tiempo de cocción, aumentando también el sabor y la digestibilidad del plato. Tiene sabor umami.
Es una de las algas más consumidas en Asia y el ingrediente más importante, junto con el alga wakame, en la famosa sopa de miso japonesa.

Combate el estreñimiento y estimula el apetito. Ayuda a regular el azúcar en sangre y la gota

Además debido a su riqueza en minerales podemos utilizarla en tratamientos para la cara y el cuerpo, haciendo que la piel se sienta renovada, tonificada y suave. Se añade a la mascarilla habitual.

ALGA NORI:
El alga Nori, al igual que los otros tipos de algas tienen propiedades saludables parecidas y un aporte de vitaminas y minerales similares.

Este alga podemos consumirla en ensaladas, con solo la necesidad de remojar unos minutos antes en agua.

Podemos también añadirla al final de la cocción en sopas o purés y dejar cocer unos cinco minutos, o tostarse durante diez segundos sin aceite para hacer sushi.

También se cocina añadiéndola a un salteado junto con otras verduras, o incorporándola cocida a cualquier paté vegetal.

En la forma de copos no hay que hacer nada, solo espolvorearla sobre cualquier plato o guiso.

¿Donde Adquirir estos productos?

En nuestro herbolario: Ver Mapa
Nuestra tienda en Internet: Ver Tienda Virtual


Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

*